Desvelando la Sexualidad Postmoderna

UNIVERSIDAD DEL CLAUSTRO DE SOR JUANA

Colegio de Arte y Cultura

Licenciatura en Estudios y Gestión de La Cultura

Desvelando la Sexualidad Postmoderna

Pulsión de vida y pulsión de muerte en el Cine de Almodóvar (1980-2012)

Sofia Bustamante Sánchez

México, DF, 13 de marzo de 2013.

Adentrarse en el palpitante mundo de los films de Pedro Almodóvar es transportarse a múltiples caras de Madrid, generando un proceso de conocimiento en dónde el espectador se sumerge en la intimidad de los personajes creados.

El tema de la aproximación realizada en este ensayo, enfoca las características de la sexualidad desde una perspectiva basada en la teoría freudiana de Eros y Tanatos, y la confrontación con una realidad representada en los films. Los objetivos primordiales del estudio son analizar e interpretar los distintos planteamientos para dimensionar la dualidad que permea las pulsiones humanas y ejemplificar los argumentos con detalles precisos de los films, respecto a las escenas, la psicología de los personajes, su estética y símbolos, entre otros.

De la primera fuente consultada, el artículo titulado Últimamente estás más preocupado por mi corazón que por mi coño: sexo, amor y otras escenificaciones del deseo en el cine de Pedro Almodóvar (Ehrlicher, 2005),  se retoma la enumeración de contenido sexual explícito. Se menciona la catalogación de las distintas parejas de Almodóvar en el capítulo: ‘Las parejas en el cine de Almodóvar: variaciones y otras fugas’ (Leal,  2001). Este ensayo está también permeado por la taxonomia de las constantes en el cine del manchego como datos acerca de promoción de los films y del impacto en el público, extraídos de Estrategia de comunicación en el cine de Pedro Almodóvar: influencia de la promoción en el desarrollo y la consolidación de la trayectoria del autor (Saavedra, 2013). Se ha retomado el análisis estético en El color del deseo que todo lo transforma: claves cinematográficas y matrices culturales en el cine de Pedro Almodóvar (Sánchez, 2008). Finalmente, nos acercamos al papel femenino gracias a dos ejemplos planteados en Estudio de la Mujer y la Movida en “Mujeres al borde de un ataque de nervios” y “Todo sobre mi madre” (Starck, 2012). El primer subtema del ensayo corresponde al planetemiento de las pulsiones del líbido y el segundo al de las pulsiones de muerte.

El renacer de Eros en el desencanto de la modernidad.

Desde el inicio, podemos observar en las producciones de Pedro Almodóvar los nuevos paradigmas planteados alrededor del concepto de núcleo familiar. Con la muerte del franquismo, el movimiento revolucionario artístico y social denominado La Movida, permea el imaginario de los jóvenes creadores españoles a final de los años setenta y comienzo de los ochenta. Las generaciones nuevas mantienen una ideología absorbida por ideales como la liberación de la mujer y el reconocimiento de la equidad de sus derechos; la diversidad sexual; y la democracia. Las historias de Almodóvar mezclan ficción con hechos esporádicos de la realidad que se vive en las calles de Madrid como podemos ver el film de 1980, Pepi, Lucy, Bom y otras chicas del montón. El esquema de la familia tradicional de la época de Franco se diluye para dar pie a una serie de relaciones sexuales y sentimentales que desafían las leyes morales de la sociedad burguesa, como la fidelidad, el matrimonio o la heterosexualidad.

La sociedad española encuentra en Almodóvar una nueva representación del erotismo y los objetos del deseo que permiten una nueva aproximación al sexo y a la intimidad entre parejas. En primer lugar, es importante tomar en cuenta que la postmodernidad implica consecuencias de un mundo globalizado en dónde los individuos se ven afectados por las nuevas formas de estructuración capitalista. La crisis de la familia tradicional va a implicar múltiples formas alternativas de concebir las relaciones: veremos a Eros o la energía física de la libido que va a optar por desear los objetos más paradójicos, como el enamoramiento del secuestrador (¡Átame!, 1990; La piel que habito, 2011 ); o bien el deseo del propio padre (personaje de Tina en La ley del deseo, 1987); o también la pedofilia (La mala educación, 2004). Las pulsiones sexuales y eróticas son vitales, se relacionan con la reproducción, la energía y los deseos intensos de vida. En los casos mencionados anteriormente podemos notar que las perversiones humanas están relacionadas con la dominación física y emocional del otro, en caso de violencia; y fuertes referencias al deseo edípico. Es importante tomar en cuenta que la prensa “ve en sus obras un espejo humorísticamente deformado de una vida libidinosa y excesiva, sin tabúes y llena de drogas, de un anything goes postmoderno que se inauguró en España con la movida madrileña al principio de los años ochenta y que continúa fascinando al imaginario de los prospectos turísticos” (Ehrlicher, 2005: 1-2). En el artículo aquí citado no se hace un análisis extenso del deseo, sino más bien una lista de las escenas sexuales en distintas películas. Cabe mencionar que la obra de Almodóvar no es una crítica con respecto a las actitudes obsenas, ni tampoco una elegía pornográfica de las obsesiones sexuales. Es preferible verlo desde otra perspectiva.

Es por esta razón que podríamos incluso decir que films como Todo sobre mi Madre (1999) o La mala educación (2004), logran tal identificación íntima con los personajes, que se genera una simpatía indiscutible a pesar de que éstos pertenezcan a un ámbito cultural marginal, un ambiente de prostitución.Vemos entonces un fuerte contenido sexual que presenta formas de vida permeadas por las drogas pero que genera en la sala de cine, un lugar común de tolerancia gracias a la transportación a la subjetividad ajena. Con Almodóvar, el Eros ya no corresponde a la vida sexual reproductiva y perfecta del ama de casa sumisa y el marido trabajador.  En ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984), la sexualidad entre el personaje de Carmen Maura y su marido ha quedado opacada y perdida frente a la realidad. No existe la excitación en una mujer sometida, humillada y maltratada por un hombre cruel y frío. La erotización se encuentra enfocada en el encuentro fugaz pero frustrado con el detective, que es una otredad desconocida para Maura; y en la figura idealizada de la cantante alemana, objeto de deseo del marido. En Pepi, Lucy, Bom y otras chicas del montón (1980), tenemos la escena de la llamada lluvia de oro en dónde Bom orina sobre Lucy, una mujer casada con un policía corrupto y autoritario. La figura del matrimonio es cuestionada y desafiada al llegar Lucy con su marido todavía mojada en los licores de su amiga Bom.

Por otra parte, el travestismo y la transexualidad son ejes conductores de múltiples tramas, como en La ley del deseo (1987), La mala educación (2004), Tacones Lejanos (1991), La piel que habito (2011). En el caso de Tacones Lejanos (1991), el Eros del personaje de Rebeca (Victoria Abril) busca a una figura masculina cercana a la de su propio padre, dado que resulta ser un ex- amante de su madre, la estrella y cantante, Becky (Marisa Paredes). Es una relación sentimental que implica una relación conflictiva entre los tres personajes. Miguel Bosé hace la interpretación de una imitadora de Becky, que seduce a Rebeca conviertiéndola en el último objeto de su deseo. No hay que olvidar que Becky es un madre egoísta que abandona a Rebeca desde pequeña, por lo que Bosé, en el papel de imitadora, busca reconciliar aquella fractura entre las dos mujeres y recompensar a Rebeca. En los films de Almodóvar, las pulsiones eróticas marcan las decisiones de los personajes y el carácter melodramático de la mayoría de las producciones. La postmodernidad permea una serie conductas sociales recurrentes en las generaciones herederas del pensamiento de la movida madrileña. La sexualidad no es solamente cuestión de heterosexualidad y homosexualidad. Cada individuo mantiene posibilidades sexuales infinitas con la otredad postmoderna, algo que fue ocación de escándalos y censura como en el estreno de ¡Átame! (1990) en Los Ángeles, con respecto a la escena de Victoria Abril en la tina de baño, mientras juega con un buzo de jugete que se acerca lentamente a su sexo. La erotización se caracteriza por ser desafiante para un público conservador y una industria como la de Hollywood en dónde se controlan de forma autoritaria, los contenidos.

Tanatos y la fuerza destructiva

La muerte es un tema primordial en la filmografía de Pedro Almodóvar. La energía psíquica y las pulsiones referentes al regreso a un estado no corpóreo e inorgánico, estado primario de la materia. En el film Hable con ella (2002), tenemos la figura de la mujer en coma, la bella dumiente deseada por Benigno, un ser de alma escencialmente bondadosa. El estado en coma y la violación son un ejemplo de la fuerte dualidad de Eros y Tanatos. Las pulsiones de muerte impulsan a actitudes agresivas y de dominación que se desarrollan patológicamente después de exacerbar las pulsiones de Eros. La estética representativa del cine de Almodóvar corresponde principalmente al contraste entre el rojo y el azul, que podrían interpretarse como ambas pulsiones, la de la Vida: el deseo, el erotismo, el sexo, la fertilidad relacionados con el rojo, un color cálido como la sangre palpitante; y la pulsión de Muerte: la traición, el abuso, el homicidio, el luto, relacionados con el color azul, que es frío y remite a la infinitud.

En lo que antañe el homicidio del marido y del padre, las pulsiones de muerte que impulsan a la mujer a asesinar al hombre están relacionadas de una manera u otra a las pulsiones eróticas. En ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984), el personaje representado por Maura está sexualmente vacío e inatisfecho por lo que comete un adulterio frustrado y después es sometida en cierta medida a tener relaciones con su marido con lo que no queda en absoluto satisfecha. Vemos entonces que hay una frustración y una ansiedad reprimidas a tal punto que el personaje sale de sus casillas y asesina al hombre con un golpe en la cabeza. Podemos interpretar esto como una destrucción metafórica de la figura patriarcal sexualmente dominante para dar lugar a una libre exploración del erotismo.

En el film Volver (2006), el personaje de Penélope Cruz, Raymunda, mantiene a una hija y a su marido, Paco, que intenta seducir a la jóven adolescente y abusar sexualmente de ella, quién lo acuchilla. Este implacable impulso del Tanatos femenino surge de un deseo erótico patológico, incestuoso y pedofílico del hombre. El personaje de Raymunda es abusado sexualmente por la figura paterna, otra pulsión erótica patológica. El personaje representado por Carmen Maura (madre de Raymunda), vuelve de la muerte al mundo de los vivos a primera instancia, lo que se considera algo supernatural, pero al final nos damos cuenta de que en un arrebato de celos, cometió un doble homicidio en el pasado, dónde mueren su marido (que abusó también de Raymunda) y la amante de éste (madre de Agustina). Esta incrible pulsión es un acto redentor y vengativo. La muerte es un paradigma primordial para comprender la estructura psicosomática y los rituales de la sociedad española. La mujer no puede concebir el mundo de infidelidad y perjuria del hombre que funge el papel de autoridad.

En Tacones Lejanos (1991), el homicidio es un eje conductor de la trama. Rebeca, de niña, cambia las pastillas para dormir de su padrastro que es machista y un hombre que maltrata a su madre idealizada, lo que causa un accidente y la muerte de éste. La jóven libera a la madre para que ella pueda seguir con su vida como estrella de la farándula y cumplir su deseo amoroso (Eros) de mantenerse juntas. Rebeca es abandonada por Becky por lo que su pulsión erótica opta por ser desafiante y escoger otro modelo de hombre como del que se había desecho en primera instancia. Los celos de Rebeca y su condición de sometimiento frente al despotismo de su marido y las continuas traiciones de la madre generan ese impulso destructivo que le dan fuerza para cometer el homicidio y luego confersarlo en el telediario.

Finalemente, en La piel que habito vemos la dualidad de Eros y Tanatos sobre todo en la escena de la boda en dónde bailan Norma y Vicente para después pasar al brote traumático de Norma. Es importante hacer hincapié en el soundrtack escogido en esos minutos de la película. Es importante tener en cuenta que en la escena del suicidio de la esposa real de Antonio Banderas, todo toma lugar ya que Norma despierta la atención de su madre, que sufre quemaduras en todo el cuerpo, mientras canta el bolero Necesito amar. Esta canción es una elegía a las pulsiones relacionadas con la vitalidad y el amor a la vida. La madre se acerca a la ventana para ver a su hija cantar pero se encuentra con su reflejo en el cristal. Esto la lleva a tal angustia que se suicida aventándose por la ventana. Regresando a la escena de la boda, cabe destacar que la cantante Buika se encuentra en el escenario interpretando una canción que bailan Norma y Vicente. Cuando ellos salen a ‘caminar’, ambos jóvenes comienzan a entrar en una actitud erótica cuando, a lo lejos, se escucha que Buika comienza una nueva melodía. Es Necesito amar. Esto provoca una reacción traumática inconsciente en Norma, que recuerda físicamente y psicológicamente el suicidio de su madre. Es imposible para Vicente o el padre de Norma entender lo que ha sucedido. Hemos visto como la muerte y el erotismo son figuras en el imaginario creado por Almodóvar como un par implícito a veces inseparables que es indispensable analizar en conjunto.

Hemos visto hasta ahora de manera abreviada que el cine de Almodóvar no se trata sólo de films de temas eróticos. Vemos gran uniformidad en la totalidad de la obra del español a través de los años a pesar de los cambios en los medios de producción. El director ha logrado crear una visión de la realidad que se corresponde a un infinito espejo de lo que ha vivido España en las últimas décadas. Su estilo narrativo está caracterizado por la mezcla de varios géneros como el melodrama, el costumbrismo o la comedia, contextualizados por la cultura popular española y el kisch impregnado de cultura pop.

La sexualidad es más que un tema en los films de Almodóvar. La sociedad española pero también otras, como la mexicana, están en un periodo de incógnita identitaria en dónde la mujer comienza a encontrar naturales otras formas de relacionarse, alternativas a la rigidez impuesta por las generaciones conservadoras. Tenemos el ejemplo del film Jules et Jim (Truffaut, 1961), en dónde se plantea la idea, antes inconcebible, de que una mujer necesite compartir su vida con dos hombres de manera sincera para poder sentirse completa y satisfecha. En la postmodernidad surgen nuevos roles de género en dónde no existen reglas bajo pretexto de hipócrita moralidad. La pulsión erótica sigue tienendo cómo objeto aquello que es imposible e incluso contra-natura y que puede ser concebido e incluso tolerable por el espectador. La mujer es un símbolo almodovariano de la pulsión erótica de vida, que se encuentra con sus más negros demonios. El hombre, generalmente un patriarca desleal o policia abusador, es el que desata las pulsiones de muerte en el sexo opuesto que previamente mantenía una fuerza sexual arrebatadora y es ella quién ejecuta el fin último del hombre. La mujer resulta una heroína de manera constante.

Las fuentes consultadas resultaron de gran utilidad para generar una idea general acerca del contexto y las caraterísticas del cine de Almodóvar pero no aportan gran contenido analítico, crítico o interpretativo de los contenidos. Se habla de cuestiones de logística de producción, difusión, decorados, vestuarios y enumeraciones de escenas de contenido sexual pero que no están analizadas. En lo personal, la fuente más convincente es el texto Estrategia de comunicación en el cine de Pedro Almodóvar: influencia de la promoción en el desarrollo y la consolidación de la trayectoria del autor (Saavedra, 2013) ya que nos aporta gran contenido de datos duros presentados en tablas, con respecto a las temáticas y personajes que se tocan en los films. En ningún trabajo se encontró una rúbrica dedicada únicamente al tema de la muerte, lo que es bastante raro dada su importancia en las tramas de éxitos como Volver o Todo sobre mi Madre. En cambio, el contenido sexual es mencionado en todos los ensayos consultados.

Los principales aprendizajes paralelos al acercamiento a la obra de Pedro Almodóvar y los artículos que derivan de sus films se refieren a los alcances hermenéuticos de éstos. La creación de subjetividades particulares de tal humanidad en cada título, genera un efecto en dónde el espectador, no sólo tolera conductas sexuales que en otra situación tal vez reprobaría, sino que se da una empatía, en una especie de  transportación emocional. Es decir, que un individuo heterosexual puede, a través de un film como La Ley del Deseo (1987), puede imaginar la emoción de la pasión de un amor homosexual y la pérdida de un amante como Juan.

Tenemos que tener cuenta, al hablar de este director, que es capaz de sumergirnos en las más profundas dimensiones desconocidas del ser humano y de las formas de relacionarse con la otredad. La narrativa crea un efecto de espejo en dónde el individuo externo a la historia pierde su ‘yo’ en la sala de cine para convertirse en Vera durante un par de horas y vivir dentro de este universo diegético. La representación dentro de la representación en la intertextualidad de Almodóvar refuerza este efecto de fractal, en dónde se diluye la identidad (sexual) del espectador dentro de la construcción del director, al igual que la de Vicente se diluye en la creación Robert.

Fuentes Consultadas:

Ehrlicher, Hanno (2005) Últimamente estás más preocupado por mi corazón que por mi coño: sexo, amor y otras escenificaciones del deseo en el cine de Pedro Almodóvar. Augsburgo, Alemania: Universidad de Augsburgo. Recuperado de:

http://www.google.com.mx/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0CDYQFjAB&url=http%3A%2F%2Fopus.bibliothek.uni-augsburg.de%2Fopus4%2Ffiles%2F2048%2FEhrlicher_Almodovar.pdf&ei=cy5AUeaAHKTe2QXw8oC4DA&usg=AFQjCNFWlXTKzhSoPNsnAu25HC5J0sh3dg&bvm=bv.43287494,d.b2I

Freud, Sigmund (1920) Más allá del principio del placer. Obras Completas. XVIII. Buenos Aires, Argentina: Amorrortu Editores.

Leal, Juli (2001) Las parejas en el cine de Almodóvar: variaciones y otras fugas. En Mujer, Cultura y Salud: convivencia sexual y reproductiva. Valencia, España: Generalitat Valenciana. Recuperado de:

http://publicaciones.san.gva.es/publicaciones/documentos/V.115-2002.pdf

Saavedra, Marta (2013) Estrategia de comunicación en el cine de Pedro Almodóvar: influencia de la promoción en el desarrollo y la consolidación de la trayectoria del autor. Madrid, España: Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de: http://eprints.ucm.es/19976/1/T34299.pdf

Sánchez-Alarcón, María Inmaculada (2008) El color del deseo que todo lo transforma: claves cinematográficas y matrices culturales en el cine de Pedro Almodóvar. Málaga, Colombia: Universidad de Málaga. Recuperado de: http://www.scielo.unal.edu.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0122-82852008000200011&lng=es&nrm=

Starck, Jessica (2012) Estudio de la Mujer y la Movida en “Mujeres al borde de un ataque de nervios” y “Todo sobre mi madre”: dos obras cinematográficas de Pedro Almodóvar. Estocolmo, Suecia: Universidad UMEA. Recuperado de: http://www.uppsatser.se/uppsats/6013772df3/

« »

Derechos Reservados Semsoac 2014