Dolores del Corazón y Alegrías de la Carrera Clínica

Aún Practicando (Still Practicing)
Dolores del Corazón y Alegrías de la Carrera Clínica”
Comentarios a partir de la lectura  del libro de Sandra Buechler
Salvador Millan

“A los novatos les toca lo más complicado; Enfrentan sus primeros casos en condiciones evidentemente difíciles”.

Aprendimos de la experiencia con Fromm que los analistas en formación terapéutica necesitaban, como ineludible, ejercer su trabajo clínico llevando a cabo  una serie de primeras entrevistas previas a ejercer un tratamiento por primera vez.
Si bien eran médicos o psicólogos con experiencia personal en su propio análisis, el ideal era llegar a instaurar una apropiada y factible relación entre el analista y el  analizado, para lo cual se insistía en  que toda entrevista realizada necesariamente tendría que ser  supervisada por  quien tenía más experiencia de ser posible por analistas didactas: lo que existió en tiempos con Fromm. El fin primordial subyacente era el proceso didáctico.  Los pacientes lo sabían de antemano, existía un buen corredor de noticias informativo de manera que esas sesiones previas se establecían de antemano, con el objetivo de instituir el diagnóstico y determinar el tipo de atención que se le podía ofrecer. Razones por las cuales las sesiones llegarían a ser más de tres  Las decisiones que involucraban tomaban en cuanta  si el primer entrevistador, o sea el principiante,  tomaría el caso o no y  si el paciente mismo podría alcanzar  una mejoría con el tratamiento o podría  ser beneficiado   con tratamiento diferente del psicoanálisis.
Lo que corría entre  los novatos   era la inquietud de con que supervisor iban a trabajar  ya que también se sabía  de cómo los supervisores, que había sido los  primeros discípulos analizados en México trabajaban y como eran su trato con los que recién llegaban: Se escuchaba que lo eran muy rígidos o eran muy  cerrados en sus comentarios  y se definían ideológicamente: cercanos al pentágono o cercanos al vaticano. Sus conductas explicitas los definía como  dogmáticos, rígidos o bien enmudecían intentando dejar al novato en su propio proceso si es que podía llegar a sacar una  conclusión sin comprometerse. Los que ejercieron el control para someter a través de exigir orden o los otros  profesando una  inaccesible presencia derivada de su contacto cercano  a algún lugar en el cielo imposible
Fromm quien llego adiestrar hasta 5 generaciones  encontró en México un refugio por su conocimiento freudo-marxista, y logro desarrollarse mucho más al materializar su teoría en una espacie de práctica de investigación estudiando a toda una población campesina. Ampliando  lo concepto de que lo determinante  a las propias condiciones socio económico, más allá de las determinantes pulsiones libidinales pregonadas y aprendidas del mismo Freud.

Evoco lo anterior porque al revisar el libro de  Sandra Buechler   2012   encuentro en el capítulo 4 el titulo título Difficult  Patienns as First cases  que se fundamenta en una afirmación  muy descriptiva  de lo que nos ha tocado a todos  en un inicio de nuestra profesión    a los novatos les toca lo más espinoso y enfrentan sus primeros casos en condiciones evidentemente difíciles.

Misma afirmación que se deriva y exige recapacitar sobre  de qué manera tan diversa llegamos a ese justo momento y  estando de acuerdo con ella: depende de la necesaria preparación anterior que hayamos asimilado, para poder desarrollar un proceso terapéutico.

Aun contando con una vasta experiencia académica,  sustentada en  licenciatura, maestría, o especialidad previa, lejos se está de  proyectar y realizar/participando un análisis re-educacional, didáctico
Lo anterior lo comento porque me encuentro  que Buechler menciona de manera similar  muchas experiencias  en el capítulo  mencionado, que de manera hipotética  incluye a terapeutas, hombres o mujeres, ficticios para hablar de la suya  y dar muestra  de la dificultad para los terapeutas que se inician en ésta  práctica.
Así en verdad lo que hace es mostrar su propia y vasta experiencia  para definir las relaciones, con el otro.
Más allá del término interpersonal,  lo que va más allá de lo formal,  lo que  hace gala en su texto porque nos muestra   a su vez  su basta sensibilidad que impacta.
En este campo ella es pionera se manifiesta también como ejemplo de un paradigmático escudo mostrando ante el otro el corazón, origen de su resonancia emocional,  a través del cual  empieza a infiltrar los pasos necesarios  para transitar  en búsqueda de desarrollo  que le permita a ella y el otro  un encuentro  consigo mismo.

Transcribo a Sandra tal cual en su lenguaje  escribio:  I am now, 40 years older than I was when a sow Joe in treatment.  I look back   with a mixture of many feelings. In some ways I recognize myself and feel I have not changed all that much. Although my own internal chorus has certainly multiplied, I can steel feel overwhelmed and unprepared and, at times, self-critical, Joe had a history of exposing himself to children in public places. Numerous convictions had already r led to incarceration and had a harsher sentence.
Si bien a los médicos por la abrupta experiencia de ver a “enfermos”  desde el inicio de la  carrera nos toca desafiar los enigmas del paciente desde los  primeros años: Muchos  lo hicimos realizado  antes de llegar a la escuela, por estar cerca de algún familiar médico por interés vocacional y se llega a tener con alguna experiencia cuando llega al aula. Otros  llegan sin ningún previo aprendizaje y dependerán de lo que se ve ahí en las  clases, supervisados por maestros o compañeros con experiencia para superar la insuficiencia,  Lo cierto es que durante los primeros dos años  en la facultad existe deserción del estudio, sabiendo de antemano que después, quizá,  la práctica conlleva a muy diversas  circunstancias

«

Derechos Reservados Semsoac 2014